This is a Clilstore unit. You can link all words to dictionaries.

Prensa sobre la formula 1

Un poco de luz tras demasiadas sombras. McLaren por fin ha facilitado información, aunque sea poca, sobre la causa del inexplicable accidente de Fernando Alonso en Montmeló, el que dejó al asturiano inconsciente, le obligó a pasar por el hospital e impidió que participara en el GP de Australia para no correr riesgos.

El coche falló. "Fernando recuerda que la dirección se puso pesada antes del accidente", reconoció la escudería británica en un comunicado. Ese detalle justifica el giro exagerado del volante, hacia la derecha, que el piloto español realizó instantes antes de salirse de la pista y chocar contra el muro en la curva tres del Circuit de Catalunya.

McLaren, que sigue manteniendo que no hay "nada evidente ni anormal en los datos de telemetría", ha incorporado al monoplaza "un sensor adicional para aumentar la captación de datos". El equipo siempre apuntó al viento como culpable del accidente, pero ahora ha rectificado lo que decía hace un mes.

"Nuestros resultados indican que el accidente fue causado por los vientos racheados impredecibles en parte del circuito en ese momento, y que habían afectado a otros pilotos de manera similar", decía el primer comunicado de la escudería. "Podemos afirmar categóricamente que no hay evidencia que indique que el coche de Fernando Alonso sufriera un fallo mecánico de ningún tipo, ni tuviera pérdida de presión aerodinámica alguna. También podemos revelar que no hay descarga eléctrica o irregularidad en el sistema ERS del coche", añadió entonces McLaren.

El choque fue tan extraño que los rumores no pararon de aparecer, alimentados incluso por los responsables del equipo británico. Ron Dennis, por ejemplo, llegó a decir que el asturiano "podría haber tenido un lapsus". "Mi instinto me dice, aunque parece difícil de creer para la gente, que podría haber sido una ráfaga de viento. Era muy, muy racheado, así que podría haber sido eso. También podría haber sido un lapsus momentáneo de concentración, porque Fernando no estaba realmente tomando la curva a toda velocidad", añadió en Australia.

El último comunicado, sin embargo, deja en evidencia a McLaren y a sus responsables, confirmando un fallo mecánico del MP4-30. Fernando Alonso se salió de la pista pese a que iba muy deprisa y fue golpeando durante muchos metros con la rueda delantera y trasera contra el muro. Una vez se detuvo, el piloto estuvo 10 minutos sin salir del monoplaza, inconsciente.

"Estaba directamente delante de mí. Iba relativamente despacio, calculo que a unos 150 km/h (en una zona donde se suelen alcanzar los 230 km/h). Entonces simplemente se desvió hacia la derecha, no pareció para nada un accidente. Luego chocó varias veces contra el muro. Ahí lo perdí de vista", explicó Sebastian Vettel.

Pero McLaren seguía negando cualquier fallo en el vehículo. La falta de información incluso llegó a enervar a Bernie Ecclestone. "(El accidente) es totalmente inexpicable. Es necesario investigar. Pero McLaren no quiere discutirlo, así que no hay mucho que podamos hacer", reconocía el patrón de la Fórmula 1 desde Albert Park.
Ya recuperado, sin miedo al síndrome del segundo impacto, Fernando Alonso se pondrá de nuevo al mando del McLaren este fin de semana en el GP de Malasia, siempre y cuando los médicos de la FIA validen su recuperación. A la escudería británica le toca trabajar para mejorar los nefastos resultados conseguidos en la primera carrera de la temporada y evitar que el coche sea un peligro para sus pilotos.

Short url:   http://multidict.net/cs/2678